jueves, 6 de marzo de 2008

23. Sobremesa indigesta

El martes Diego se encontraba fuera de su despacho en una auditoria importante. Al notar el móvil vibrar no tuvo necesidad de mirar el número para saber quien le llamaba. Puntualidad británica. Lo detuvo con cierto fastidio. Debería haber acabado ya. Habían empezado a primera hora de la mañana, pero no tenían visos de finalizar antes de la hora de comer.

Una vez en el restaurante, dudó con el móvil en la mano.
La comida en su casa el domingo anterior podría haberse considerado agradable... hasta que se malogró.
Carla no había exagerado. Los tallarines sabrosos. Del segundo tuvieron que prescindir, por problemas “de cocina”, y conformarse con la ensalada.
Él se partía de risa:
- Definitivamente la gastronomía no es lo tuyo.
Carla le amenazó muy seria con una cuchara:
- No puedes decir que no te avisé.
De postre: fresas con helado de yogur. En Londres, prácticamente un lujo.
El niño apenas le había resultado molesto. Era un mocoso bastante despierto y se acostó la siesta al poco de terminar el postre.
Fue entonces, mientras tomaban un relajado café de sobremesa, cuando su ya casi ex marido tuvo la feliz idea de llamar. Carla dio un respingo en cuanto oyó el teléfono, debía tener el número identificado por la sintonía. Cogió el inalámbrico y se apartó un poco para hablar. Su cara y su tono de voz iban transformándose por momentos. Alcanzó a escuchar algunas frases: “no cesas de poner impedimentos y luego vuelves de nuevo a las andadas”, “yo me quedaría con él siempre, pero, por si no lo recuerdas, también necesita a su padre”.
Ahí lo tuvo claro. Su ex no quería quedarse con su hijo el próximo fin de semana. ¡Maldita sea! No estaba dispuesto a pasar dos fines de semana seguidos en Londres.
Carla colgó el teléfono disgustada. Le bastó mirarlo para saber que había entendido el tema de la conversación y que la situación no era en modo alguno de su agrado.
- No pienso volver a Londres la próxima semana.
Ella le había dirigido una mirada de desánimo:
- Sentiría mucho que no vinieras.
- ¿No piensas hacer nada?
- ¿Qué propones? ¿Qué amenace a George para que haga algo por lo cual debería desvivirse: pasar tiempo con su hijo?
- No, es más fácil quedarte de brazos cruzados.
- No, intento proteger a mi hijo. - Enérgica. - Tiene suficiente con que sus padres se hayan separado. No quiero que nos vea pelear por su custodia o por ver quien se queda con él un fin de semana.
- En ese caso, no me esperes.
- Nunca te he pedido nada. - Con decisión - Me gustaría verte, pero eres libre de decidir qué es lo que más te conviene.
Carla parecía decepcionada y él había partido hacia Madrid furioso.

Miró de nuevo el teléfono. ¿La llamaba o no la llamaba? Carla resolvió su conflicto. Llamó en ese instante.
- Buenas tardes. Veo que esta vez eres tú el ocupado.
Su voz era la de siempre, no detectó ningún signo de aspereza después de lo ocurrido el domingo.
- Buenos días. Aún no he comido.- Respondió desabrido contemplando el poco apetecible entrante que tenía frente a sí.
- Ya veo. ¿De ahí el mal genio?
No contestó. Frunció el ceño e hizo un gesto al camarero para que lo retirara.
- No te entretendré mucho.- Continuó ella. - No quiero ser un obstáculo entre tú y algún suculento plato que te devuelva el sentido de humor. ¿Qué hacemos este fin de semana?
¿Y ella se lo preguntaba? Seguía enfadado. Ella no tenía la culpa de que su marido fuera un impresentable. Simplemente no podía ir a Londres. Había dicho que no lo haría y tenía intención de cumplirlo. Pensándolo bien, era en parte culpable, se había casado con él.
- Depende de tu ex.- Lo dijo sin acritud. No era justo hacerla responsable. Después de todo, se estaba divorciando.
- Por eso te llamo, creo que ha entrado en razón y ha decidido posponer su… viaje.
Respiró aliviado.
- ¿Te apetece algún sitio en especial? - Le preguntó ella.
- No, te dejo sorprenderme. - El lugar era lo que menos le importaba.
- Me temo que voy a defraudarte. ¿Qué te parece Praga? - Su tono era ahora más jovial.
- ¿Dónde está el truco? - La propuesta era demasiado normal para ella.
- No hay. - Riéndose - Esta vez he decidido librarte de mis ocurrencias.
- Entonces, - sonriendo – y sin que sirva de precedente, tendré que fiarme de ti.
- Voy a hacer las reservas. - Con un ligero toque de ironía – Buen provecho y... buen humor.
Miró complacido el solomillo con verduras que acababan de servirle. Estaba hambriento. La satisfacción era doble.

Carla se había sentido desalentada ante la negativa de Diego a volver el siguiente fin de semana. Creía significar algo para él. Lo entendió mejor tras reflexionar. No debía ser plato de buen gusto permanecer solo en Londres. En Madrid seguramente habría ido de caza, o a algún selecto club, pero allí estaba fuera de su entorno. Aún así había venido varios fines de semana sólo para verla. Había esperado que el siguiente estarían los dos solos. En realidad, el motivo de su enojo era quería pasar más tiempo con ella. Le telefoneó con el mismo ánimo de los otros martes.

7 comentarios:

AVENOC dijo...

Hola Katha:

Gracias por dejarme tu comentario. Me alegra que te gustara el libro que te recomendé. Últimamente no he escrito casi nada ni en el blog de Bea ni en el mío. Tengo varios motivos para ello y es que han operado a mi madre la semana pasada y claro, no he tenido mucho tiempo ni para ver los capis de la serie ni para escribir. Además últimamente no me engancha lo que pasa en Yo soy Bea. No los veo todos los días sino que a lo mejor me veo tres de golpe o incluso alguno me he saltado por aburrimiento. Parece que la cos se pone interesante la semana que viene. A ver si pasa algo entre Álvaro y Bea que ya nos tienen casi en la inanición estos guionistas….

Yo te recomendaría más que el siguiente libro que te leas sea “Chico malo busca chica” o “Chica mala busca chico” que no me acuerdo bien del título , creo que es lo primero que he escrito. Es muy divertido y también uno de los que más me han gustado. El que dices tu también está bien, pero me leería antes otros.

Bueno, también me preguntabas el otro día como había cambiado la cabecera. Bien hay que ir a las opciones de personalizar y en la cabecera le das a editar. Aquí te aparecen las opciones de poner foto en la cabecera debajo de las letras o en lugar de ellas. Yo he elegido en lugar de ellas con lo que lo que aparece en mi cabecera es todo una imagen que he montado en Photoshop que he guardado como JPEG y luego la he puesto en el blog. Así que, eliges la foto que tengas en tu ordenador y ya está. Le das a guardar y ya te aparece en el blog.


Un Beso Katha y prometo escribir más y mejor.

Avenoc

Noa dijo...

hola wapisima!! ya ves si es que no se puede todo el curro, la autoescuela, pasar un rato con los amigos que la verdad los tenia un poco abandonados a los pobres... en total todo es un asco, encima en el curro estoy estresada porque nos van a mudar a otro sitio y esta todo que no ahi quien este en el curro agusto asiqeu por eso tambien aparezco tan poco en el blog o por aqui, eso si siempre ahi un hueco para meterse y ver si habeis puesto algo nuevo qeu aunque no e dado señales de vida intentaba saber que tal estabais porqeu es que no me da tiempo a dejar comentarios ene l curro.

Por cierto tu nueva historia muy buena que si por un casual no se hubiera llevado george a joel, diego hubiera terminado yendo seguro pero bueno asi tambien esta muy bien a ver que nos preparas para praga jejejejej

Bueno muchos besos wapa y como le e dicho a malagueña que me e acordado de vosotras todos los dias!!

Anónimo dijo...

Hola Khata

Yo creo que Diego hubiera tenido que tragarse el orgullo y ser él quien se adelantara llamando.
De nuevo es Carla quien cede, ya que se "le soluciona" el dilema.
Demasiado fácil para Diego.
Él también tendría que sacrificar algo de su parte.
Pero bueno, supongo que para más adelante.

Buen fin de semana.
Para Avenoc, que se mejore tu madre.
Y en lo del blog de Bea, también coincido con ella, parece que la semana que viene promete.

Aislyn.

Katha dijo...

Hola chicas,

Paciencia, al fin y al cabo no deja de ser Diego, y orgulloso es un rato. No os preocupéis, algún día le tocará a él, ¿no?
Recordad que Carla, en el fondo, sabe cómo es. Si vuelve a dar ella el primer paso es porque entiende el motivo del enfado de él.
Par darle un mínimo punto a Diego, la última vez la llamó él. Además, el haber ido a Londres hasta ahora ya es más que significativo para él.

Besos y buen fin de semana

Malagueña dijo...

No tengo nada más que añadir a lo ya dicho.Es Diego y es orgulloso un rato.Me gusta que Carla lo entienda,ultimamente me sigo dando cuenta que comprender a la gente ayuda mucho.

Muchas gracias por lo del examen,a ver como me sale.

Avenoc,espero que tu madre se mejore.Yo tampoco escribo,ya ves,no he actualizado si quiera mi blog y apenas he escrito dos veces en el blog de Bea porque apenas interesa.

Por cierto Katha,como ya te han dicho,para la semana que viene,lo de Diego y Alvaro.Por los resumenes de hoy,no debe tener perdida el capitulo del lunes.

Besos a todas!!

Malagueña dijo...

Hola

Del examen mejor ni hablar,no sé si aprobaré pero fue bastante perro,propia de la que nos da clase ¬¬. Lo mismo con suerte lo apruebo pero me tendría que caer un milagro,cosa que ahora mismo,dudo mucho.

Lo bueno es que ya estoy algo más relajada y puedo hacer mis cosas xD

Besos y gracias por preguntar!!

Noa dijo...

jajajaja ya veras como lo sacas enseguida,dicen qeu es como montar en bicicleta qeu no se olvida, todavia sigo con el teorico todavia me queda un tiempo para presentarme porque todavia tengo algunos fallos los mas tontos pues esos son los que tengo pero bueno algun dia me lo sacare eso lo tengo claro XDDD bueno espero qeu tu niño este bien muchos besso y en espera de un nuevo episodio

Por cierto, no has pensado en poner tus historias en el foro??