martes, 17 de febrero de 2009

Soledad

¡Terrible soledad! La que se lleva dentro, la que te hace ver sólo vacío a tu alrededor, aun rodeada de gente. Yo he sentido esa tristeza. He experimentado sus punzadas en mi cabeza y en mi pecho. Digo experimentar, y no sufrir o padecer, porque, aunque tarde, creo que empiezo a madurar, a comprender que de experiencias, de vivencias, se aprende y se forja la vida.

Como os comentaba, me he bañado en la soledad, "regodeado" incluso en ella. La he ocultado unas veces... y aireado otras. El fucsia ha sido... mi cura. Como quien va a un curandero con la esperanza de obtener unas friegas milagrosas, yo me he aplicado vendajes de fucsia, fantasía, un poco de locura y una pizca de cordura, ayudada por vuestras manos. No puedo decir que haya sanado mi alma, pero está en camino. De momento he notado una clara mejoría y, en el proceso, tal vez me vaya encontrando a mí misma.

Como siempre, muchas gracias por seguir ahí. Yo estaré encantada de ayudaros en lo que pueda.

Besos


PD: Os dejo una canción de Antonio Orozco: Es mi soledad. Habla de soledad echando de menos a la persona amada. Una de las caras de la soledad.

8 comentarios:

Rosa.s dijo...

Hola Katha.
Creo que todos hemos conocido esa soledad.
Algunas veces una soledad real cuando lo que queremos es compañia.
Y otras veces estas rodeada y aun asi te sientes sola.
Y algunas veces deseamos un poquitos de soledad, de intimidad, de espacio...
Creo que no sabria decirte que es peor ,estar sola o sentirse sola.Algo que a mi por lo menos me provoca tristeza.

me alegro que tú te sientas cada vez mejor, es lo que deseamos en esta viva, simplemente ser feliz.

me alegro que el blog te permita cada vez más abrir tu corazon, liberar tus pensamientos , a mi particularmente me resulta dificil. Si alguien me pregunta como estoy siempre digo : Bien aunque no sea real. Tu eres valiente, te ha costado pero lo estas haciendo.

Muchos besos, te sigo aunque no participe mucho, te deseo lo mejor
Besos, Rosa.s

Elvira dijo...

¡Qué bien, Katha! Sólo podemos conseguir eso, ir mejorando lo que sea que necesite mejorar en nuestra vida. Nadie puede decir: ya está, ya llegué.

Una vez leí estas palabras: "La peor soledad es la de ser un mal compañero para uno mismo." La buena noticia es que esta soledad siempre tiene remedio: aprender a llevarse bien con uno mismo.

Muchos besos

Katha dijo...

Buenas noches,

Rosa.s, yo disto mucho de ser valiente. Es más, me definiría como un poco cobarde. Per sí, el blog me libera de alguna forma.

Elvira, tienes razón, uno puede ser muy mal compañero para sí mismo.

Besos

Katha dijo...

Rosa.s, siento mucho tanto el que estés sola, como el que te sientas sola. No sabría determinar a ciencia cierta cuál de las dos es más triste, aunque creo que en el fondo siempre hay un poco de cada una. A mí vuestra compañía, aunque fuera telemática, me ha, valga la redundancia, acompañado.
Espero que te encuentres mejor.

Malagueña, que hace mucho que ni te escribo ni te contesto ni nada. Soy un desastre. En respuesta a tus inmerecidas alabanzas, decirte que dudo que escriba muy bien. Además, ya sabes que cada hoja me cuesta un mundo. Lo que sí es cierto es que en cada hoja, párrafo, frase o palabra pongo mucho cariño.

Besos

Sra de Zafón dijo...

Hubo un tiempo en que yo me echaba de menos a mi misma, era un tiempo extraño en el que parecía gustarme más mirar hacia lo que no me gustaba que hacia lo que sí. Cuesta, pero siempre, siempre, se puede hacer

Besos

Io dijo...

Hola Katha!

Perdona por haber tardado tanto en venir, pero es que ahora ando con pluriempleo.

No estás sola. Jamás lo estás. Lo leí el otro día en "La Respuesta del Ángel", y sentí que siempre lo había sabido.

Yo vivo sola, siempre viví sola, antes con mi hija, y desde hace unos años en que se independizó, con la compañía de mi perro y mi gata. No me quejo de mi soledad. Soy loba solitaria y me gusta. Pero a veces me he sentido sola, que es diferente, y entonces me han entrado ganas de salir corriendo a la calle y buscar alguien a quien abrazarme.

Pero luego se pasa. Y como dices tú y todas estas buenas amigas, la soledad esconde un tesoro, que es la conversación con uno mismo. Piensa que, tal vez, cuando te sientes sola es porque ha de ser así, porque llega el momento de descubrir algo en tí, y en vez de desanimarte por ello tienes que sumergirte en el misterio de tu ptopio yo y averiguar lo que es.

Pero no pienses que estás más sola de lo que realmente estás. A veces, uno se encuentra rodeado de gente y siente el más absoluto abandono. A mí me ha pasado. Sin embargo, aquí nos tienes. Somos almas que acudimos a tí, que pensamos en tí, que te enviamos fuerza y cariño desde la distancia para que la sientas en el momento en que cierres los ojos.

Echa fuera esa soledad, escribe sobre ella todo lo que necesites e irá perdiendo poder sobre tí.

Y cuenta conmigo, Katha.

Mil besos!!!

Elvira dijo...

Tú lo que eres es selectiva, y escoges bien a tus amig@s. ¿Has visto que piropo múltiple nos he echado? Muchos besos

Katha dijo...

Elvira,

piropo completamente merecido.